Cierre de flamenco y comedia

Cierre de flamenco y comedia

El estreno de Lope que te parió, con entradas agotadas desde hace días,fue anoche el colofón a cuatro jornadas de contenido teatral en la Feria de Palma del Río. La compañía Malaje Sólo presentó pasada la medianoche en el patio de la Casa de la Cultura este montaje que contó con la dirección de Antonio Campos y en el que los actores Antonio Blanco y José Antonio Aguilar dieron un enfoque cómico al teatro del Siglo de Oro y el arte comediante a través de versiones sobre El mejor alcalde, el rey de Lope de Vega o La vida es sueño de Calderón de la Barca. En él la compañía remarca que Lope “fue un hombre gato; hombre porque lo que fue y gato porque hizo durante una sola vida más de lo que cualquier otro mortal hubiese hecho en siete”. Prueba de ello son sus más de 1.600 obras dramáticas.

Pero antes de que se encendiesen los focos de la Feria de Teatro en el Sur por última vez este año, la oferta de la jornada de ayer contó con seis propuestas más. Una de las primeras fue Flamenclown, en la Sala La Caseta, donde Laura Vital expuso la historia de la flamenca Carmela y el artista callejero Tonete. En el escenario se unieron de forma mística dos mundos aparentemente opuestos, y en medio de ello estuvo la cantante palmeña Inma del Río, que también formó parte del elenco de artistas de este reestreno. “Para mí es una forma también de adentrarme en el mundo del teatro y tener esa relación, ese feedback con los niños”, admitió la cantante, que resaltó que Palma del Río es un municipio “muy flamenco, muy artista”. En constante unión con los asistentes, este cuadro de flamenco y clown hizo sonar palos como los cantes de trilla, fandangos, martinetes, tanguillos o pregones.

A la misma hora pero en la Sala Andalucía, Ana Santa Cruz, con ayuda de sus manos, interpretó El espectáculo más pequeño del mundo. La titiritera dio vida a historias visuales cargadas de matices cómicos y poéticos gracias a personajes como el presentador del pequeño teatro, la estrambótica súper abuela o la niña en su universo de sueños.

Con carácter vespertino, la Sala La Caseta acogió otra representación. Esta vez se trató de Souvenir, de Feelgood Teatro y Factoría Echegaray, en la que aparece el periodista Salomón Sheresheviski en la Rusia de 1920. El protagonista sufre hipermnesia o, lo que es lo mismo, puede recordar hasta el más minúsculo detalle. Más tarde, a las 21:00, el Teatro Coliseo fue testigo de Ahora todo es de noche, una creación de la La Zaranda en coproducción con Teatro Romea. Sobre las tablas, unos mendigos hicieron reflexionar acerca de cuestiones como quién cree que tiene algo para siempre o quién no ha mendigado alguna vez. Todo ello bajo la guía de La Zaranda, que este año cumple 40 años “ahondando en el tiempo”, como ellos mismos manifiestan.

El comportamiento humano tampoco pasó inadvertido en La gramática de los mamíferos, de María del Mar Suárez La Chachi. De nuevo el flamenco como nexo o circunstancia de la interpretación junto a la danza, el gesto y el texto. Y entre los últimos títulos que se vieron en la localidad estuvo el que llevó a escena el Colectivo la Balsa con Donde mueren las olas, una actuación que tuvo lugar en los jardines Reina Victoria.

En esta 34ª edición de la Feria de Teatro en el Sur no faltaron momentos de debate sobre la profesión o alguno de sus elementos concretos. En este sentido, en el monasterio de San Francisco se celebró una jornada y taller titulado El andaluz a escena. Artistas y escritores dialogaron y expusieron experiencias y conocimientos en torno a todas sus variantes. Una iniciativa que contó con el apoyo de la Fundación Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) y la participación de Antonio Onetti, Alfonso Zurro, Mercedes de los Reyes, Pedro Álvarez Ossorio, Juan Carlos Sánchez, Pepa Gamboa, Antonio Álamo, José Manuel Seda y Julia Oliva.

Enlace noticia. Rafael Morales.El día de Córdoba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *