Los nadies

Los nadies

«Mi mente se aplicó a las simétricas porfías del arte, que entreteje naderías.»
Jorge Luis Borges.

Los Nadies es el resultado de un trabajo de investigación sobre improvisación teatral realizado por Marta González, Germán Santori, Alejandro Negrillo y Fran Caballero durante el proceso de ensayos de la compañía Improductivos entre los meses de Noviembre de 2016 y Junio de 2017.

Nace de la necesidad de estudio de un género relativamente nuevo en España y que cuenta con poca fundamentación en castellano. Trabajando sobre una visión sudaméricana y mediterránea de la impro, hemos pretendido alejar la escena de la propia poética improv y escenificar una nueva estructura de improturgia basada en el texto narrativo Cuestionario para Rudolph Gordon de Jack Mathews. En palabras de Artaud, «Vivir no es otra cosa que arder en preguntas.»

Para poder mostrar nuestra investigación, llevamos a escena una improvisación de medio formato que tiene por nombre Los nadies. Está inspirada en un texto de El libro de los abrazos de Eduardo Galeano. Nuestra intención es rememorar historias nunca contadas de personajes vencidos y poner en cuestión nuestra propia historia. Poder dar voz a esas personas de las que nunca supimos nada. La historia la escriben los vencedores, pero qué pasaría si la contaran los vencidos. Existen demasiados miedos como para tener miedo.

Puede que no andemos en lo cierto. Vivamos el proceso. Improvisemos. La improvisación es el arte del ingenio ingenuo.

Los Nadies

Sueñan las pulgas con comprarse un perro
y sueñan los nadies con salir de pobres,
que algún mágico día
llueva de pronto la buena suerte,
que llueva a cántaros la buena suerte;
pero la buena suerte no llueve ayer, ni hoy,
ni mañana, ni nunca,
ni en lloviznita cae del cielo la buena suerte,
por mucho que los nadies la llamen
y aunque les pique la mano izquierda,
o se levanten con el pie derecho,
o empiecen el año cambiando de escoba.

Los nadies: los hijos de nadie,
los dueños de nada.
Los nadies: los ningunos, los ninguneados,
corriendo la liebre, muriendo la vida, jodidos,
rejodidos.

Que no son, aunque sean.
Que no hablan idiomas, sino dialectos.
Que no profesan religiones,
sino supersticiones.
Que no hacen arte, sino artesanía.
Que no practican cultura, sino folklore.
Que no son seres humanos,
sino recursos humanos.
Que no tienen cara, sino brazos.
Que no tienen nombre, sino número.
Que no figuran en la historia universal,

sino en la crónica roja de la prensa local.

Los nadies,

que cuestan menos
que la bala que los mata.

Eduardo Galeano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *