«Flamenclown» en Luxemburgo

«Flamenclown» en Luxemburgo

El 30 de Mayo llevamos nuestro espectáculo «Flamenclown a Luxemburgo». Aquí os dejamos la crítica de la prensa luxemburguesa al respecto:

El domingo por la tarde, el Escher Theatre colgó el cartel de entradas agotadas para la última función de la tan esperada 15ª edición del Flamenco Festival Esch. Como en el pasado, la fructífera colaboración entre los organizadores, la Kultufabrik, el Círculo Cultural Antonio Machado, el Teatro Escher y la Cinémathèque de la Ville de Luxemburgo ha permitido a los amantes del flamenco sumergirse en el universal y auténtico palpito de este arte popular en constante evolución.

Con «Flamenclown», la Compañía de Laura Vital ha creado un espectáculo familiar tan exuberante como simpático, combinando muchas destrezas técnicas y utilizando un hilo común tenue pero efectivo para además, sostener un admirable esfuerzo didáctico.

Liberado por Fran Caballero, un payaso desgarbado, el espectáculo da comienzo con su tierna burla y el juego del payaso y sus zapatones entre los espectadores de la sala. Mientras, el guitarrista Niño Manuel recitaba arpegios en su instrumento. El público descrbría así a la bailaora, interpretando a un muñeco de trapo sentado en el escenario en el cuerpo de Raquel Villegas. Ayudada por una burbujeante Laura Vital, Fran Caballero se apresuró a ponerle un bonito traje con volantes a la muñeca, incluso regarlarle un abanico con la esperanza de verla cobrar vida.

Es justo cuando Laura Vital inicia su cante, cuando la muñeca cae bajo el hechizo de su cálida voz y reacciona, comenzando a bailar con brío a compás y arrastrando a los músicos tras ella. Los números burlescos y de baile se sucedieron entonces con energía, el payaso respondiendo con hazañas de su invención a los brillantes movimientos de la bailaora, ya sea mediante intervenciones acrobáticas con sombreros, bandas elásticas cruzadas, diversas formas de malabarismo o un loco interludio musical jugado con una sencillas campanas simples.

Fran Caballero se expresó sorprendentemente claro a lo largo del espectáculo, gracias a su mimo, su capacidad corporal o con sus irresistibles inflexiones con las que pronuncia la palabra «flamenco», provocando inevitablemente un «olé» que no paraba de resonar en los espectadores.

Parte integral de la vida

Para la presentación didáctica de los diferentes temas, la compañía optó por una traducción grabada en francés, destacando que los cantes y ritmos del flamenco han sido muchas veces parte integrante de la vida diara y obra de todos. El flamenco nace del toque del martillo en el metal en una fragua, del sonido de cascabeles de un burro arriero, liberando la emoción brotando con poderío.

Si los espectadores más jóvenes quizás hayan apreciado más el aspecto colorido y la vitalidad del espectáculo, disfrutando abiertamente de algunas bromas del clown, por ejemplo, cuando Fran Caballero tiene miedo del sonido de sus mazas de malabares, o cuando usa su guitarra como raqueta de tenis o adopta un divertido enfoque de los elementos del flamenco; los adultos, por su parte, se maravillan del virtuosismo lúdico de los integrantes de la compañía Laura Vital.

Escuchándose unos a otros, los artistas han establecido un clima de respeto y confianza que ha permitido que todos se expresen con libertad, con espontaneidad comunicativa y entusiasmo, sin perder nunca de vista el hilo conductor de una propuesta escénica espectacular.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.